La gran espantá

Pones un circo y te crecen los enanos. O crías cuervos y te sacan los ojos. Eso debe pensar Jan después de que ocho de sus directivos hayan abandonado la Junta. Pero, ¿seguro que ha sabido dirigir el circo?. ¿Seguro que ha criado bien a sus cuervos?

En Bienvenido al mundo real, Sandro Rosell ya deja caer las claves de este desenlace. Presidencialismo e hipocresía son los males de un Laporta que cada vez se va quedando solo, más solo. A estas alturas, ya solo le quedan cinco directivos y el gran Johann, que parece ser el único que siempre estará a su lado.

Jan tiene todo el derecho, tanto legal como moral, de seguir en su cargo. Ahora bien, si este circo tiene que seguir dirigido por alguien que cada día que pasa tiene más enemigos y menos amigos, quizás en Septiembre se vea obligado a tancar la paradeta (cerrar el tinglado). Y si tiene que ser así, mejor que se retire a tiempo. Al menos, será una victoria.

publicado también en Debate21

2 goles:

fernando dijo...

Qué vergüenza!!! Laporta ve que casi nadie le aguanta en el club y él sigue erre que erre. Debería irse por dignidad y, sobre todo, para no perjudicar más al Barcelona. Un abrazo.

Xainy dijo...

Nuevos artículos sobre la pretemporada y la relación entre Real Madrid y Manchester United verano tras verano en el Blog Mi Rondo.
Saludos. Viva el Fútbol.

http://mirondo.blogspot.com