Aún es pronto

37 goles


Sí, es verdad que somos el Barça, y que tenemos uno de los mayores presupuestos del mundo, y que nuestra plantilla la forman los mejores jugadores del planeta, y que llevamos dos años sin títulos y esto es inaguantable, pero, lo siento, toca ser pacientes.

Llevamos dos jornadas de liga y solo hemos sumado un punto. El juego, por su parte, no ha sido una comedia, pero ni mucho menos una tragedia. Cierto es que a este equipo le falta algo para acabar de conectar y enganchar al espectador, y yo les diré el qué: ganarle al Sporting de Lisboa este martes, sumar tres victorias seguidas en liga y empezar a formar un once que todo el mundo sepa de memoria. ¿Difícil? Bien, la verdad es que me parece más complicado que suceda lo contrario.

publicado también en Debate21

Y por la izquierda...

6 goles

Después de un período de silencio, vuelvo a la futblogesfera. Cuando me puse delante del ordenador no sabía muy bien sobre qué escribir. ¿La entrevista de Laporta para Sport?, ¿Robinho?, ¿La nueva etapa de la selección a manos de Del Bosque?

Después de mucho cavilar sobre algo interesante sobre lo que hablar, obvié todos estos temas para centrarme en la banda izquierda del Barça, el talón de Aquiles de la etapa Guardiola.

Con la marcha de Ronnie, obligada (¡Obrigrado!), la banda izquierda quedó huérfana. Parecía lo más lógico buscar el sustituto del que había sido el mejor futbolista del mundo en esa posición, pero no. El Barça empezó a fichar, fichó bien, y fue pasando la pretemporada hasta que llegó el día 1 de Septiembre y ningún fichaje realizado llevaba la etiqueta de extremo izquierdo. ¿Y por qué? Pues por dos razones: una es que se confía en la resurrección de Henry y el buen papel de Iniesta en esa posición cuando sea necesario. Y otra, y la más importante, por la dificultad económica y “ética” de fichar a un jugador que pueda desbordar en esa posición.

Las opciones eran Robinho y Diego Capel. Ambos caros y ambos con un contexto complicado. Respecto al brasileño, porque fichar a un jugador blanco nunca es fácil, ya que el Madrid haría lo imposible para evitar vender al eterno rival a una estrella como Robinho. En cuanto a Capel, el principal problema es que el Barça ya se había hecho con los servicios de Keita y Alves, y quitarle al Sevilla a un tercer jugador sería meterse en un problema con Del Nido. ¿Miedo? Bueno, quizás, pero a veces estos factores son decisivos para hacerse con los servicios, o no, de un jugador.

El hecho es que ahora el Barça no cuenta con ningún extremo puro que pueda ofrecer garantías en la izquierda. Porque Henry no está bien y es un jugador de área. Porque poner a Iniesta en esa posición es perder calidad en el medio del campo. Y porque siempre queda Hleb allí como comodín, pero es que tampoco es su lugar. Por tanto, estamos ante una gran incertidumbre: ¿Cómo es que un equipo grande no tiene a un jugador puro en esa posición y tiene que recurrir a jugadores que deben reciclarse? No sé la respuesta, pero quizá la sombra de Ronaldinho aún es muy alargada en can Barça.

Veremos…

publicado también en Debate21